La Cañada Garden Center

28 enero, 2019, 9:00 am

El establecimiento de referencia en Córdoba en planta ornamental y jardinería.

En más de 3500 metros cuadrados de zonas cubiertas y más de 10000 metros cuadrados al exterior, La Cañada ofrece una multitud de plantas, macetas, tierras y una gama completa de accesorios para el jardín, terraza, balcón o patio.

La Cañada Garden Center surgió en el año 1993 del interés de la familia Navarro Marín por aprovechar las carencias que existían en Córdoba en el mercado de la planta ornamental y la jardinería. Se adquirieron los terrenos y se construyeron las edificaciones intentando mantener cierta estética, imitando las construcciones típicas de la zona, para no desentonar con el entorno histórico circundante (las ruinas del palacio califal de Madinat Al-Zahra se encuentran cercanas, en las faldas de Sierra Morena). Además, se diseñaron espacios de tránsito amplios y cómodos, con un aparcamiento extenso y accesos adecuados para transportes grandes.

Instalaciones
La Cañada dispone de unos 2900 metros cuadrados de superficie cubierta por invernaderos y umbráculos, destinados principalmente a albergar planta ornamental y todo tipo de contenedores y maceteros. De esa superficie, unos 700 metros están dedicados a plantas de interior, siendo el resto plantas de exterior. También tiene una edificación con una superficie cerrada y cubierta de unos 250 metros cuadrados, y una superficie de porches cubiertos de 180 metros cuadrados. Ambas zonas están dedicadas a artículos inertes como fitosanitarios y abonos, semillas, accesorios de jardinería y riego, semillas, artículos de decoración, planta y flor artificial, etc. En la actualidad la plantilla está formada por 7 personas y completan sus necesidades recibiendo el continuo apoyo de alumnos en prácticas que realizan su formación en La Cañada.
La sociedad propietaria de La Cañada está compuesta por la familia Navarro Marín, siendo el gerente y administrador Francisco Navarro Marín, de formación Ingeniero Agrónomo. Desde 1993 hasta la fecha de su fallecimiento en 2014, su padre, Francisco Navarro Ruiz, supuso un formidable apoyo y aportó un consejo de valor inestimable en la gestión de la empresa.

Etapas
La evolución de La Cañada ha pasado por dos periodos diferenciados. La primera etapa comprende los primeros 15 años de funcionamiento de la empresa, hasta 2008 aproximadamente, con un crecimiento sostenido en el tiempo, auspiciado por un entorno económico favorable y una oferta limitada a nivel local en el mundo de la planta ornamental y la jardinería. Durante ese periodo se duplicó la superficie cubierta dedicada a umbráculos e invernaderos, se amplió la zona de aparcamientos hasta alcanzar unas 75 plazas y se construyó una amplia zona cubierta con madera que une las edificaciones y le otorga cierta unidad al conjunto de construcciones.
Una segunda fase comprende desde 2008 hasta la actualidad, caracterizada por una contracción de la demanda y la concurrencia de otros operadores muy cercanos a nivel local (gran superficie de bricolaje, decoración y jardinería). Estas circunstancias obligaron a La Cañada a adaptarse a la nueva realidad del mercado, disminuyendo costes empresariales y concentrando la oferta en sus especialidades tradicionales, es decir, la planta ornamental y su mundo más cercano: sustratos, fitosanitarios y abonos, contenedores en diferentes materiales, realización de plantaciones e instalaciones en terrazas y pequeños jardines, etc. “Estamos todavía inmersos en una etapa de fuerte competencia en la oferta, con operadores locales múltiples con una oferta de menor calidad y menor precio en todas las gamas, y un marcado cambio en las costumbres de los consumidores” destaca Francisco Navarro, gerente de La Cañada.

Categorías : Abonos | Actualidad | Ambiente exterior | Artículos recientes | Artículos y Noticias | Centros de jardinería | En portada | Reportajes


Sin comentarios.

Deja un comentario