Floragard, 100 años de historia

14 junio, 2019, 10:04 am

Floragard es una marca con gran reconocimiento y reputación dentro del sector, sinónimo de calidad y valor añadido, y que forma parte de las principales asociaciones sectoriales. Su posicionamiento en el mercado continúa creciendo fruto del valor de la marca y el alto nivel de servicio.

La historia de Floragard comenzó hace ya más de 100 años, cuando el 19 de mayo de 1919, varios propietarios de centros de producción de toda Alemania fundaran en Berlín Torfstreuverband GmbH, la organización predecesora de Floragard, con un capital social de 220.000,- marcos.

Los fundadores de Floragard en 1919

El objetivo principal en sus inicios era fomentar de manera selectiva la venta de turba, siendo, la turba seca en aquella época, una materia prima muy popular como combustible para calentar. En cambio, el empleo de la turba como cama para animales era cada vez menos habitual como consecuencia lógica de la sustitución de los caballos y carruajes por coches y camiones impulsados por motores de combustión.

Primeras aplicaciones en agricultura y jardinería

En un primer momento el serrín de turba, es decir, la turba rubia molida, desempeñó un papel secundario, pero en los años siguientes su consumo experimentó un rápido incremento debido al interés que despertaba en la agricultura y entre los jardineros, horticultores y colonos, que ocuparon los territorios despoblados tras la guerra.

“Floratorf” fue pionera en crear campañas publicitarias de promoción del sustrato

Con “Floratorf” se logra crear en 1929 una marca de alta calidad que sigue existiendo en todo el mundo. A finales de los años 50, Torfstreuverband inicia una gran campaña publicitaria para los productos “Super Manural” y “TKS”, destinados para uso doméstico.

Etapas por las que ha transcurrido durante estos 100 años

La primera fase de Torfstreuverband estuvo marcada por un próspero crecimiento en los territorios de habla alemana. El cultivo de patatas, frutas y verduras para el consumo propio desempeñaba un papel importante en la Europa de la posguerra, siendo la turba un aditivo muy importante y muy solicitado para mejorar el suelo.

Las turberas fueron el origen del negocio de Floragard

Turba apilada

Turbera recuperada

Las asociaciones de pequeños jardines y huertos de las afueras de las ciudades encargaban vagones enteros de Floratorf para sus plantaciones. Además, esta fiable materia prima también despertó el interés de los productores de hortalizas del extranjero. Muy pronto el surtido se vio ampliado con abonos mixtos a base de turba y a finales de los años 50 apareció el primer substrato de cultivo de turba rubia. TKS 1 y TKS 2 siguen formando parte de la paleta de productos de Floragard. En 1991 Torfstreuverband cambió su nombre por el de Floragard, investigando intensamente desde el nuevo milenio materias primas alternativas a la turba, adquiriendo un gran conocimiento en el campo de los substratos ecológicos.

Hechos más relevantes

“Dentro de la larga historia de Floragard han habido muchos momentos relevantes en sí mismos, sin los que no seríamos lo que hoy somos. El conjunto de todas las decisiones tomadas, la capacidad de integrar con éxito más de una veintena de fábricas de turbas y substratos en Alemania y posteriormente también en países bálticos, el éxito como motivación principal y la determinación para trabajar como un gran equipo que evoluciona, crece y mejora con el paso de los años en multitud de países, me parece en sí mismo extraordinario y relevante, como lo es haber llegado a los 100 años”, ha destacado Juan Galindo, director de ventas de Floragard para España y Portugal.

Floragard dispone de una veintena de fábricas de turbas y sustratos en Alemania

“Más allá de lo anterior, dentro del mercado de consumidor final y centrándonos en los últimos años, la mejora continua de recetas, el relanzamiento y renovación del surtido, con nuevas ópticas, los desarrollos de un amplio abanico de productos ecológicos, así como el refuerzo de la presencia y la imagen de marca en los medios son también hechos relevantes que destacamos”, concluye Juan Galindo.

En estos más de 100 años de historia Floragard ha dado buena muestra de su capacidad para sortear y vencer las dificultades inherentes al mundo de la empresa, así como para comprender los cambios y realidades en los diferentes mercados internacionales, lo que les ha permitido evolucionar, a través de la innovación y la mejora continua, convirtiendo a Floragard en una marca de referencia en el sector con una reputación incuestionable.
“De haber algo que pueda condicionarnos negativamente a día de hoy y en lo que nuestra capacidad de actuación es solo parcial, es la exposición a las condiciones meteorológicas adversas que pueden llegar a acompañar procesos tan importantes como la cosecha de materia prima en las turberas o la propia temporada de ventas”, destaca Juan Galindo.

Floragard en España

La comercialización de los productos Floragard en España comenzó en los años 70. En el inicio, la penetración en el mercado tuvo lugar a través de unos pocos distribuidores que tuvieron el acierto y la visión de apostar por una categoría poco conocida de la mano de todo un referente en el sector como era, y sigue siendo en nuestros días, la marca Floragard. Entonces, los productos importados en España eran los clásicos productos a base de turba. Más adelante, el desarrollo de nuevos productos permitió la entrada de los substratos universales que empezaban a conocerse entre una clientela aún no muy experta. Con el paso de los años, el aumento del surtido y los nuevos lanzamientos de substratos específicos frutos de la innovación y el desarrollo de la categoría, fueron conquistando el interés de los puntos de venta y clientes finales. A la par, el número de distribuidores Floragard en España y Portugal fue en aumento, apoyados en todo momento por una estructura regional de asesoramiento técnico-comercial, clave también en la evolución de las ventas de sus colaboradores.

Juan Galindo, director de venta para España y Portugal de Floragard

Substratos Floragard en un garden center español

A día de hoy, Floragard es una marca con gran reconocimiento y reputación dentro del sector, sinónimo de calidad y valor añadido y que forma parte de las principales asociaciones sectoriales. Su posicionamiento en el mercado continúa creciendo fruto del valor de la marca y el alto nivel de servicio.

Floragard hoy

Floragard Vertriebs-GmbH es hoy uno de los principales proveedores de substratos para la horticultura profesional y el jardinero aficionado, exportando a más de 85 países en todo el mundo.

Floragard apuesta por la innovación, calidad y servicio

Esta presencia internacional, junto con la apuesta por la innovación, calidad y servicio les ha permitido ganar la confianza de miles de clientes de manera global en los diversos segmentos y canales de venta, desde grandes cadenas de bricolaje hasta innumerables centros de jardinería del canal tradicional, pasando por los principales productores de planta ornamental y hortícola del sector profesional.

Ulrich Von Glahn, director general de Floragard en la actualidad

De esta forma podemos decir que el total de las ventas de la empresa se divide equitativamente entre el segmento para consumidor final y el de la horticultura profesional.
Asimismo, desde un punto de vista geográfico, el 50% de las ventas globales de Floragard son absorbidas por los mercados de Alemania, Austria y Suiza, mientras que el restante 50% recae en las ventas internacionales, dentro de las que se encuentran el mercado español y portugués.

Gama de productos. Si hay algo que diferencia a Floragard en su larga historia es la especialización y el desarrollo de conocimiento como ventaja competitiva para sus clientes alrededor del mundo. El desarrollo de las más de 4000 soluciones en términos de substratos específicos para profesionales en todos los campos de la horticultura y la jardinería, genera el conocimiento que Floragard exporta a sus productos para consumidor final, aportando el valor de la experiencia, la innovación y la fiabilidad, claves de su éxito.
Floragard cuenta, posiblemente, con el más amplio e innovador surtido de substratos premium universales y específicos, productos de corteza y substratos ecológicos con y sin turba para el aficionado e incluso una línea de substratos “bestialmente buenos” para animales y mascotas. En la elaboración de sus dos marcas Floragard y BestGreen, la selección de las mejores materias primas y aditivos garantizan una satisfactoria experiencia de uso por parte del consumidor, seguro de haber escogido lo mejor.

El Substrato Universal es uno de los productos estrella de Floragard

Productos estrella. En el amplio catálogo de Floragard encontramos los habituales substratos para plantas acidófilas, para rosales, o para estanques y plantas acuáticas. Estos y otros muchos se ven complementados con nuevas entradas en línea con las nuevas tendencias del mercado, tales como el Substrato bio para tomates y hortalizas reducido en turba, el Substrato Mini-jardín bio sin turba o el Substrato para cítricos y plantas mediterráneas. Sin embargo, el verdadero producto estrella, en tanto a su elevada demanda y alta rotación, es sin duda el Substrato universal que, en este año de aniversario, se desdobla en la ya conocida versión internacional en envase multilingüe con receta mejorada y la nueva receta bio certificada por Ecocert en envase diseñado únicamente para el mercado español. En ambos casos, los nuevos y frescos diseños de embalaje aumentan el valor y el atractivo del producto.

¿Por qué comprar substratos de Floragard? “Llegados a este punto, el lector habrá conocido en detalle por qué Floragard es una propuesta de valor destacada para su negocio. De manera ya resumida, la principal ventaja competitiva de la propuesta de Floragard radica en el conocimiento específico y la innovación llevada a cabo durante los últimos 100 años en el desarrollo de soluciones a la carta en materia de substratos. La posesión de turberas a través de sus fábricas asociadas Floragard permite el acceso a las mejores materias primas para el desarrollo de las recetas específicas, fruto del conocimiento técnico y la experiencia, así como el control de calidad de los procesos desde el origen. Su conocimiento de los mercados globales, sus tendencias comerciales y su expertise en materia de marketing y comunicación, así como la orientación al cliente con soluciones de calidad y servicio convierten a Floragard en su mejor socio comercial en el universo de los substratos premium con altos márgenes y alto valor añadido”, ha señalado Juan Galindo.

“Finalmente, nos sentimos muy orgullosos de poder celebrar estos 100 años de Floragard, pero también nos sentimos agradecidos por la confianza depositada en nuestra marca a lo largo de los años. Agradecidos con los clientes, distribuidores, agentes, colaboradores, medios de comunicación, asociaciones y todos aquellos que con su interés y apoyo han hecho posible que lleguemos hasta aquí. A todos ellos, GRACIAS”, concluye Juan Galindo.

Categorías : A destacar | Actualidad | Artículos recientes | Artículos y Noticias | Reportajes


Sin comentarios.

Deja un comentario