Home A destacar Las plantas son nuestro mejor aliado en la lucha contra el cambio climático

Las plantas son nuestro mejor aliado en la lucha contra el cambio climático

by Garden magazine

 Al igual que sucedió en 2008, lamentablemente volvemos a encontrarnos, en determinadas zonas de España, ante un episodio muy grave de falta de precipitaciones, la reducción drástica de las reservas hídricas, y los consiguientes decretos de regulación del uso y disfrute del agua por parte de la población.

Son los males conocidos como decretos de sequía. Y sí, hablo de males conocidos porque, ante el evidente desajuste que estamos sufriendo por los efectos del cambio climático y la consiguiente disminución de recursos naturales que vamos a ir padeciendo, no deberíamos hablar de decretos y acciones reactivas ante situaciones extremas, sino que deberíamos ya estar en una fase de consciencia y de acciones mucho más preventivas. Todos deberíamos ser conscientes de nuestra obligación y de nuestra responsabilidad, para actuar de forma preventiva y no reactiva.

Si queremos luchar contra el cambio climático y conseguir una sociedad más descarbonizada, la vegetación, y las plantas en general, son nuestros mejores aliados. Los árboles y las plantas nos ayudan a combatir la desertización y la sequía, a reducir el CO2 del ambiente, a aumentar la humedad relativa y, como no, a disminuir la temperatura en periodos estivales. Por este motivo, no debemos dejar de plantar y cuidar nuestros bosques, jardines y macetas, eso sí, haciéndolo de una forma racional y sostenible, sin malbaratar los recursos. Debemos tomar conciencia de la escasez hídrica y, más que nunca, cuidar nuestra vegetación para que sea nuestro mejor aliado para revertir esta situación.

Los decretos de alarma, promovidos por las administraciones públicas, tienden a simplificar el mensaje para que la población adquiera consciencia de la gravedad del momento y actúe en consecuencia. Sin embargo, ahora más que nunca, es muy importante que centremos muy bien el mensaje que queremos y debemos trasladar.

Lamentablemente, lejos de corregir y solventar estos fenómenos/situaciones naturales, debemos adquirir consciencia de la escasez de recursos que vivimos, ser absolutamente consciente de ellos y luchar con todos los recursos a nuestro alcance. No se trata de aplicar medidas puntuales y prohibitivas para reaccionar a la situación, sino de desarrollar una labor pedagógica y de concienciación que se integre en nuestros hábitos cotidianos a largo plazo.

Mantengamos, cuidemos las plantas como se merecen, eso sí, de forma eficiente y sostenible. Reguemos por gota a gota, con regadera, utilicemos macetas de auto riego o con reserva de agua, recojamos el agua de la lluvia en contenedores, etc. Hay muchas soluciones. Regulemos el riego y no desperdiciemos ni una gota de agua. En muchas ocasiones regamos en exceso y ahogamos nuestras plantas y arbolados porque no somos conscientes del problema que ello conlleva. Plantemos plantas de bajas necesidades hídricas, que se aclimaten a nuestro ambiente y zona, y utilicémoslas como aliado natural para minimizar el impacto del cambio climático.

Como expertos, debemos ser capaces de ofrecer a nuestros clientes la mejor información y el mejor asesoramiento en plantas, riego y complementos para ayudar a combatir este fenómeno.

Y a la administración, hemos de pedirle que nos ayude a enfocar el discurso y a transmitir un mensaje coherente y responsable a la población. Todos debemos ser conscientes de la situación y unirnos en esta lucha por preservar los recursos y mantener el planeta lo más saludable y verde posible.

 Javier Gil-Vernet

Director General

Jardinarium

otras noticias

Deje su comentario